¿Qué es blockchain y por qué todo el mundo habla de ello?

Jose Luis Gomez

En mayor o menor medida, casi todo el mundo sabe que la cadena de bloques, más popularmente conocida como blockchain, es una de las revoluciones de Internet presente y, sobre todo, futura. Muchos asocian su funcionamiento a las criptomonedas o a los entornos descentralizados y saben que sus posibles aplicaciones son prácticamente infinitas. Ahora bien, realmente, ¿qué es blockchain?

Dar una respuesta concisa a esta pregunta es complejo pero, de forma resumida, blockchain es un registro consensuado, distribuido y seguro para almacenar transacciones. Veamos más en detalle cada una de estas características.
 

Blockchain y bitcóin, ¿son lo mismo?

 

Sin entrar en las características de las criptomonedas como tales, para entender qué es blockchain nos basaremos precisamente en sus inicios, el bitcóin, ya que erróneamente se cree que son sinónimos. Blockchain es la manera en que se comunican, registran y legitiman las transacciones de un usuario a otro de la red de bitcóin. Cuando un usuario envía a otro una cantidad de esta criptodivisa se genera un hash o resumen criptográfico que se comparte, encriptado, al resto de la red de bitcóin. Cada bloque, además de la información de la transacción incorpora dos hashes, uno que hace referencia al bloque inmediatamente anterior y otro para el posterior, creando así una correlación encadenada entre las transacciones.

Por otro lado, todos los usuarios de la red de bitcóin reciben constantemente estas transacciones y son almacenadas en la misma secuencia por todos ellos de forma invariable. Digamos que blockchain es un registro de todo el historial de bitcóin que no puede ser modificado una vez que la mayoría de integrantes de la red se “ponen de acuerdo” en cuál es el siguiente bloque a escribir y quién lo ha desencriptado.

Una vez que se “escribe” el registro correspondiente en todos los nodos, permanecerá ahí para siempre. La manera de mantener la integridad de los datos se consigue mediante “pruebas de trabajo”. Por eso los bloques se envían encriptados, y si la mayoría de la red al desencriptarlos obtiene el mismo resultado, se da como válida. Los llamados mineros obtienen una pequeña remuneración por estas pruebas de trabajo que dan coherencia a todo el sistema y se otorga al primero en proporcionar el resultado correcto para un bloque dado.

De esta manera distribuida, es prácticamente imposible que un hacker pueda introducir ilegítimamente una transacción fraudulenta o engañe a uno de los nodos haciendo creer que es el destinatario de una transacción que no le pertenece, ya que si se encuentra que la cadena no tiene coherencia y la mayoría de nodos de la red no la acepta, será directamente descartada.

Esta manera descentralizada de almacenar la información imposibilita que se pueda producir una caída en la red, ya que cualquier nodo puede desconectarse sin ningún impacto en el resto de la red. Así, añadirá a su registro de blockchain los bloques introducidos durante el tiempo que ha estado desconectado, de forma similar a las redes peer to peer tan famosas sobre todo al inicio de los años 2000.
 

Así funciona Blockchain en la banca tradicional

 
A raíz del boom del bitcóin han surgido una cantidad enorme de criptomonedas basadas en blockchain como Ethereum o Monero pero sus aplicaciones pueden ir mucho más allá. Por ejemplo, hace unas semanas, IBM anunciaba que estaba desarrollando su propia tecnología de cadena de bloques para siete de los mayores bancos europeos: Deutsche Bank, HSBC, KBC, Natixis, Rabobank, Societe Genérale y Unicredit.

A su vez, la empresa neoyorquina R3CEV ha formado un consorcio con 70 grandes financieras de todo el mundo, como son J.P. Morgan, BBVA, Bank of America y un largo etcétera para también implementar tecnologías basadas en blockchain para la banca tradicional, que ha visto en esta manera de hacer y registrar transacciones el futuro de las llamadas fintech.
 

Cualquier actividad es susceptible de beneficiarse de blockchain

 
Pese a que el mundo de las finanzas es su implementación más obvia, no todo acaba ahí, y surgen aplicaciones reales de blockchain que no podríamos ni imaginar, como Arcade City, una alternativa a Uber basada en cadena de bloques, y por tanto, descentralizada. Esta aplicación pone en contacto directo a conductores con pasajeros, eliminando la figura del intermediario y su comisión.

DiamanteTodo parece apuntar a que el futuro del blockchain está en todas partes, ya que garantizar la fiabilidad y la seguridad en el intercambio de información es una necesidad crítica y costosa para prácticamente cualquier ámbito: telecomunicaciones, comercio, Internet de las Cosas (IoT), etc.

Blockchain trasciende mas allá de las barreras digitales y no necesariamente requiere que Internet sea el medio de transporte de estas transacciones. Entre otros muchos casos, encontramos un ejemplo muy interesante en la startup Everledger, que aplica los mismos principios de blockchain a las transacciones con diamantes. A priori podría parecer algo trivial, pero el tráfico de diamantes genera delincuencia a gran escala e incluso fomenta la financiación del terrorismo o la inestabilidad social en algunas partes del planeta. Incluso, algo tan simple como conocer el origen, la calidad o autenticidad de un diamante mueve una industria millonaria del fraude en todo el mundo que es muy difícil controlar a base de certificados de autenticidad en papel sujetos a una valoración subjetiva de un experto. De esta manera, cada diamante tiene su propio “pasaporte” en el que se registra, de manera anónima e inalterable, hasta 40 parámetros propios del diamante, incluyendo color, claridad, origen y propiedad “desde la mina hasta el anillo”, en palabras textuales de Everledger. Esta startup originalmente se centró en diamantes tallados, pero han pasado a poner el foco en la piedra en bruto, ya que normalmente estas son las más conflictivas, especialmente si provienen de zonas en guerra, y tienen una mayor salida en los mercados negros.

Como os podréis imaginar, muchos expertos equiparan la invención del blockchain a la de la introducción de la informática en el ámbito doméstico o a la popularización del uso de Internet: prácticamente todo a nuestro alrededor es susceptible de beneficiarse de las garantías de legitimidad que brinda la cadena de bloques. ¿Será esta la manera de obtener información fidedigna y contrastada dentro y fuera de Internet?
 

Contacta ahora con Sarenet

 

Sobre este Autor

Ing. Telemática | CEO B2CODE | CTO Hialucic |

3 Comentarios

Puedes enviar comentarios en este post.

Enviar una respuesta

No hay comentarios