7 ventajas de la VoIP frente a la telefonía tradicional

Ventajas de la VoIP frente a la telefonía analógica.

Hasta hace unos años, muchas empresas tenían una gran caja de hierro de la que dependían sus llamadas. Un montón de cables entraban y salían, alimentados por líneas analógicas o RDSI (ISDN en inglés) en el mejor de los casos. Así, las pymes podían alcanzar hasta 30 canales de voz si disponían de un carísimo acceso primario.

La telefonía analógica o los accesos RDSI están ya obsoletos. Cada vez más empresas han optado por la telefonía IP. Estas son algunas de las ventajas por las que han dado el paso a la VoIP.

 

Solicita una propuesta de VoIP personalizada

 

 

1.- Reducción de costes

 

¿Sabías que si tu empresa cuenta con varias delegaciones con el mismo proveedor de telefonía IP, las llamadas que realices entre ellas te saldrán gratis? Otro tanto ocurre con las llamadas a otros clientes del mismo operador, ya que dentro de un mismo operador normalmente estas llamadas no se facturan. Así, una de las razones más importantes por las que las pymes se están pasando a la telefonía IP es que consiguen rebajar la factura mensual de forma importante.

 
 

El precio por minuto de una llamada por VoIP es muchísimo más económico que mediante una línea de telefonía tradicional. De este modo, una llamada de fijo a móvil, de 5 minutos de duración, te costaría de media 1,43€ con la telefonía analógica, y 0,10€ con VoIP, lo que supone un ahorro del 93%. ¡La diferencia merece la pena!

 

2.- Mejor calidad de sonido

 

En sistemas o líneas que daban servicio mediante pares de cobre antiguos o dañados era habitual escuchar zumbidos, interferencias y otros ruidos durante las llamadas. Así, la conversación telefónica se hacía desagradable en algunos casos. Con la llegada de la VoIP todo esto ha desaparecido y además ha mejorado la calidad del sonido.

Teniendo en cuenta que la voz humana va de los 50 Hz hasta los 8 kHz, es importante destacar que la telefonía tradicional tan solo alcanza el rango de frecuencias de los 300Hz hasta los 3.4 kHz y que la VoIP proporciona audio desde los 50Hz hasta los 7 kHz, lo cual se adecua mucho más a la realidad.

 

3.- Todos los canales que necesites

 

A diferencia de la telefonía tradicional, en la que los canales eran un bien limitado a la tecnología escogida o líneas contratadas, ahora tienes la posibilidad de contar con cuantos canales simultáneos necesites. ¡Ya no es necesario que alguien “libere la línea” para poder llamar!

 
   

4.- Realiza y recibe llamadas desde cualquier lugar

 

Olvídate de los desvíos de llamadas o de que te dejen mensajes en el contestador mientras te ausentas de tu despacho. Con la VoIP puedes utilizar un smartphone con un software de telefonía IP (Softphone) para crear un usuario mediante el uso de datos y realizar y recibir llamadas con él desde cualquier lugar. Por ejemplo, Bria o Zoiper. Esto ocurre bien porque el usuario tenga un número geográfico asociado o bien porque utilices un software que te permita que tu extensión de la oficina esté asociada también a tu teléfono móvil. De este modo, siempre que quieras, estarás disponible, estés donde estés.

 

Solcita asesoramiento en VoIP para tu negocio

 

 

5.- Instalación sencilla

 

La telefonía IP utiliza Internet para lograr su cometido, por lo que podrás prescindir de todas las líneas que entran a tu oficina y que te daban servicio de voz. Así, será suficiente con la línea que te de conexión a Internet.

Toda la comunicación de telefonía IP se realiza mediante cables Ethernet que seguramente ya dispones, ya que es el mismo que conecta tus ordenadores. De este modo, si los puestos de trabajo se componen de un ordenador y un teléfono, no necesitarás realizar una nueva instalación interna: ¡Ya está hecha! El cable que antes se conectaba al PC ahora irá al nuevo terminal de telefonía IP. De este dispositivo saldrá otro cable Ethernet para seguir dando servicio al ordenador.

Si tuvieras un despliegue complejo y no pudieses pasar el cable Ethernet hasta los puestos finales, podrías utilizar un adaptador VoIP y emplear la red analógica interna con los teléfonos que tienes hasta ahora. De todos modos, es recomendable el uso de terminales de telefonía IP cableado Ethernet, e ir retirando progresivamente los pares analógicos que tarde o temprano darán problemas.

¿Te mueves constantemente por toda la oficina? ¿Compartes el mismo teléfono con otras personas? Existen terminales de telefonía IP inalámbricos que facilitan la movilidad y su despliegue.

 
   

6.- La centralita virtual, siempre operativa, pase lo que pase

 

Ya no es necesario que destines un espacio físico en tu empresa para colocar la centralita. Con la VoIP, la centralita está en Cloud, por lo que además te ahorrarás en desplazamientos para reconfigurarla.

¿Necesitas cambiar tus locuciones de entrada cuando recibes una llamada? ¿Cambiar grupos de salto? ¿Horarios? Con una centralita virtual podrás hacerlo fácilmente a través de un panel web. De este modo, la llamada entra a la centralita virtual y, dependiendo de la configuración establecida, se entregará en tu empresa de la forma y a las extensiones que tu elijas. Si no está dentro del horario laboral, la centralita lo indicará mediante la locución que tú mismo vas a poder configurar y grabar de la forma que más te convenga.

Si por cualquier motivo, ya sean vacaciones o algún imprevisto, tienes que dejar tu negocio sin corriente eléctrica, la centralita virtual seguirá respondiendo. Así, podrás indicar a tu clientela cuándo volverás a atender o establecer un desvío a un teléfono móvil. Esto, que parece algo tan sencillo, nunca podrías hacerlo con una centralita física que estuviese apagada.

A diferencia de las centralitas analógicas, que requieren de una inversión casi continua para su mantenimiento, una centralita virtual permite que todo funcione correctamente dentro de su ecosistema. Todas las partes que la componen se gestionan de forma que el mantenimiento es transparente para ti. De esta forma siempre tendrás un sistema telefónico completamente actualizado sin que tengas que preocuparte de su mantenimiento.

 

7.- Todas las funciones que necesites

 

Las funcionalidades de la telefonía tradicional son limitadas. Ahora, con la VoIP, ya tienes a tu alcance todas las funciones que puedas necesitar. Por ejemplo:

  • Identificación avanzada de llamadas.
  • Llamadas en espera.
  • IVR (respuesta de voz interactiva).
  • Envío de la grabación que alguien te ha dejado en el buzón de voz a una cuenta de correo que hayas designado.
  • Visualización del detalle de llamadas realizadas o recibidas.
  • Grabación de llamadas.
  • Etcétera. ¿Qué necesitas? Con la VoIP, es posible.

No esperes más y da el salto a la telefonia IP. Las ventajas son múltiples y de peso; ganarás en precio, calidad, eficiencia, versatilidad y funcionalidad. En la historia reciente de la tecnología, es como pasar de la televisión analógica a la digital. ¿Verdad que no echas en falta los viejos televisores de tubo?

 

Optimiza ahora tus comunicaciones de voz

 

Sobre este Autor

David Gil | Completa trayectoria como técnico en el sector TI | Entusiasta de la tecnología en todas sus formas: Sorprendido por el ingenio de la pasada, disfrutando con la presente y apostando por la futura |

4 Comentarios

Puedes enviar comentarios en este post.

Enviar una respuesta

Aviso de Privacidad.
Los datos facilitados en este formulario, quedarán registrados en un fichero titularidad de SARENET S.A.U., responsable del Fichero cuyos datos se detallan en el Aviso Legal, con la finalidad que los usuarios interesados contacten con los asesores y estos den respuesta a sus dudas e inquietudes en relación a los servicios ofrecidos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión o limitación de la información personal, así como el de oposición a su tratamiento, mediante comunicación al e-mail: protecciondedatos@sarenet.es. Para más información sobre como tratamos tus datos, visita nuestra Política de privacidad.

No hay comentarios