Mi experiencia en la Euskal Encounter, desde 2003 hasta la última edición

Koldo Aingeru Marcos

Se me están acabando los dedos con los que contar las ediciones de la Euskal Encounter a las que he ido y no sé si eso es un problema o todo lo contrario ya que no se me quitan las ganas de asistir el año que viene. Así conté cómo fue la Euskal Encounter 24, de este modo la edición de 2017, y así la del año pasado. En esta entrada voy a repasar las ediciones de la euskal de las que mejores recuerdos y anécdotas guardo.

 

Solicita una propuesta de conectividad para tu PYME

   

2003, mi primera euskal: Euskal Party 11

 
No, el de la foto no era mi ordenador, pero os podéis hacer una idea.

Cuando en 2003 un compañero de estudios me preguntó si quería asistir a la euskal no lo dudé mucho ya que llevaba un par de años escuchando sobre el evento. Además, ese año era perfecto, porque le «tocaba» volver a Bilbao. Al principio la euskal iba rotando entre las 3 capitales de provincia.

Aquella primera euskal fue muy distinta a las actuales y la considero, en mi head canon, como la última «clásica» antes de lanzarse al BEC y crecer hasta convertirse en lo que es hoy en día.

La undécima edición fue la última party en hacerse en la antigua feria de muestras de San Mamés. Me acuerdo perfectamente que llevé el ordenador que tenía en aquella época, junto con un ratón de bola y pantalla de tubo. Mi PC de aquel entonces era un Pentium 200MHz con 32MB de RAM. No, no es una errata.

En el encuentro pude conocer en persona a varios amigos que hasta entonces sólo conocía por el IRC. La verdad es que me lo pasé bastante bien, aunque tuve un problema con la cámara de fotos y apenas conservo un par de imágenes.

La euskal de 2003 fue una de las dos (la segunda fue la siguiente) en las que dormí en la propia party. Era joven por aquel entonces…

 

Euskal Party 12, el primer encuentro en el BEC

 

El año siguiente la cosa cambió bastante, para empezar la party dejó de rotar y se quedó en Barakaldo, para lo que se utilizaron distintos pabellones del recién estrenado BEC para darnos cobijo.

 
Mainframe IBM S/390
 

Ese primer año coincidió que nos juntamos 3 grupos bastante grandes (en total creo que casi superábamos las 100 personas) y tuvimos «línea directa» con la ORG. Además, un compañero del grupo llevó un Mainframe IBM con una cabina de discos y, al estar casi en la entrada al partyplace, fuimos un poco «atracción» en la party.

Mi grandioso equipo con su TFT de 17″.

Aquel año me llevé mi reluciente nuevo ordenador (Pentium 4 con 512MB de RAM, si no recuerdo mal) con su pantalla TFT y todo. Además, pude enchufarme por Gigabit cuando el resto de la gente aún estaba en FastEthernet, 🙂 Y como no sólo de PCs se vive, me llevé mi Sega Dreamcast, para la cual había programado una demo que quedó tercera en la categoría de Wild Compo. 😀 Aún recuerdo el día de la recogida el ver cómo mi nombre iba subiendo hasta que quedó tercero. ¡Vaya ilusión me hizo!

Esta party ha sido y será recordada por «la rebelión de las sillas«.

Las crónicas de aquel entonces están algo obtusas, pero cuenta la leyenda que a altas horas de la noche uno o varios DJs estuvieron pinchando música muy «machacona» hasta molestar al personal. Esto ocasionó un levantamiento literal de los asistentes que, armados con las sillas sobre la cabeza, tomaron el escenario e hicieron suya la party.

 
La «rebelión de las sillas».
 

La «rebelión de las sillas» se convirtió en un «meme» que viene usándose cada anualmente a modo de celebración y que coincide con el vídeo de moda del año. Unos años ha sido el Peluchito y últimamente el vídeo de cierto Istar gris que vino a ayudarnos en en la lucha contra el Señor Oscuro.

 

La época Power PC: 2005-2009

 

Al siguiente año me compré mi primer Mac, un PowerBook G4 de 12″, el estado del arte del ordenador personal de aquel entonces, una auténtica maravilla.

 
¡Una auténtica máquina!
 

De estos años, si bien no tengo anécdotas tan memorables (y las que tengo no las puedo contar en este blog 🙂 ), sí que tengo el recuerdo de que fueron unos años en que el ambiente y la gente fueron geniales. Eran los años en que se pusieron de moda los juegos musicales como Singstar (y por supuesto que a las 2 de la mañana era un buen momento para cantar «La costa del silencio» de Mago de Öz o «Serenade» de Dover) y Dance Dance Revolution (o DDR) en el cual nos construíamos nuestras propias alfombras.

La segunda mitad de la década de 2000 fue la época en la que instauramos el «Día de irnos de pintxos», que consistía precisamente en dejar los ordenadores e irnos al Casco Viejo de Bilbao a probar cuantos más pintxos mejor. Una gran iniciativa que hemos seguido manteniendo todos los años y que justo esta última edición, por problemas climatológicos, no hemos podido realizar.

El mejor grupo del universo, según sus propios integrantes.

Estos años estuvimos más implicados con la ORG, ayudando a cablear los días previos a la party, a montar mesas, etc.

Durante esta época la euskal vivió un crecimiento brutal hasta convertirse en lo que es hoy en día. Una de las mejoras consistió en incluir conciertos en el inicio de la party, como el del supergrupo «El Reno Renardo» en 2009.

En esta segunda mitad de la década, la competencia de la euskal, la Campus Party que se celebraba en Valencia, empezó a flaquear y hubo varias ediciones con bastante polémica, por lo que empezó a venir bastante gente que iba en exclusiva a la campus.

Si la memoria no me falla, fue en estos años en los que hubo un gran segundo revuelo con problemas continuos en la red, parece ser que debido a la adhesión de un año para otro de los equipos a Gigabit.

En aquella época hicimos alguna de las primeras quedadas de usuarios de Twitter de la zona. Al ser los años previos a la crisis, se veía que los patrocinadores lo estaban dando todo con regalos y promociones que no se han vuelto a ver.

El buen ambiente que se respira en la euskal es tal que incluso ha habido parejas que han salido de su boda y han pasado a saludar. 🙂

 
   

Cambio de década… y de ordenador

 

No estoy seguro pero creo que fueron estos años en los que hubo algunos cambios internos en la ORG: unos se fueron y otros vinieron. Se notó más «profesionalización» y menos «somos un grupo de amigos que nos juntamos en un polideportivo y se nos ha ido de las manos».

Se empezaron a ver más charlas, más exposiciones y más ambiente, así como más trabajo en la zona abierta a la gente, Opengune. Empezó en los pasillos y salas del BEC y hoy en día ocupa ya casi un pabellón entero.

Tristemente lo mismo pasó en nuestro grupo; poco a poco cada vez la gente tenía otros compromisos y fue quedándose hasta la mínima expresión de su palabra: en 2013, por ejemplo, creo que fuimos sólo 10, y hemos llegado a estar hasta 65.

Durante la primera mitad de la década se vio un crecimiento claro, de la party, así como de los e-Sports, que empezaban a pisar fuerte. Otro tanto ocurría con las impresoras 3D, pero eso parece que se se ha deshinchado un poco.

En aquella época me tocó cambiar de ordenador, y comencé a llevar un moderno Macbook Pro i5, que me ha acompañado justo hasta este año que lo he reemplazado.

 
Mi setup habitual de las partys, portátil y monitor extra
   

Así es la euskal hoy en día

 
Sube al… robot, Shinji.

Las últimas euskal se nota que han cambiado. Ya no es sólo juntar y entretener a .2000 o 5.000 personas amantes de la informática que no se levantan del ordenador. Ahora hay tantos gustos como asistentes.

Ya no basta con hacer una competición de Tekken, hay que hacerla además de Street Figther V, del Mortal Kombat que haya salido ese año, de FigtherZ y que no falte la de SF2″ en la zona retro.

Ahora mucha gente ya viene sin ordenador y se dedica a otro tipo de actividades como los juegos de mesa, construcción y carrera de drones, cosplay, VR… ¡Incluso hay personas que han empezado a venir ya con sus hijos e hijas!

Se nota que por parte de la ORG siguen apostando al 100% por la party y no tienen ninguna intención de apalancarse y quedarse en el pasado. Todos los años nos sorprenden con alguna cosa; este año, desde mi punto de vista, ha sido el cambio de casi todas las mesas de madera por mesas de plástico.

A nivel personal pensaba que con la charla sobre el Garagarduino ya habría tocado todos los puntos posibles, pero viendo el tema de las carreras de drones, batallas de robots, Euskal Factor y el resto de actividades que hacen levantarnos de la silla, está claro que aún queda party para rato.

 

Solicita asesoramiento sin compromiso en ciberseguridad

 
Sobre este Autor

Administrador de Sistemas en Sarenet.

1 Comentario

Puedes enviar comentarios en este post.


  • Avatar

    A mí personalmente, la euskal me ha ido desilusionando cada vez más (Desde la 13 ó 14 hasta el día de hoy no falté a ninguna)… Es decir, sigo asistiendo, ya que el grupo tiene su base en la EuskalEncounter y es la reunión anual… Pero se echa de menos a Mae y su mítico «HOLAAA MAAAEEEE»… no digo que la euskal no tenga que evolucionar… pero lo de esta última edición (27) ha sido un despropósito de jolgorio nocturno a base de menores borrachos que obtenían bebida dentro del propio recinto (o eso creo, ya que se les veía con cachis de los propios food truck internos del pabellón y del de entre pabellones) si no vendían alcohol, entonces cambio la frase por alcohol ingerido dentro de la party pero adquirido fuera de esta… Podría haberse liado alguna buena con equipos rotos etc… Pero bueno la org sabrá.

    Personalmente echo de menos la época de Mae, y ese tipo de organización y concursos, esa animación nocturna saludable, que nada tiene que ver con lo acontecido en la última party. ¿Seguiré yendo? Por supuesto, como ya dije es punto de reunión del grupo grande que formamos y nos juntamos a lo largo del año en TeamSpeak.

    i+D+C++ 1 semana ago Reply


Enviar una respuesta

Aviso de Privacidad.
Los datos facilitados en este formulario, quedarán registrados en un fichero titularidad de SARENET S.A.U., responsable del Fichero cuyos datos se detallan en el Aviso Legal, con la finalidad que los usuarios interesados contacten con los asesores y estos den respuesta a sus dudas e inquietudes en relación a los servicios ofrecidos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión o limitación de la información personal, así como el de oposición a su tratamiento, mediante comunicación al e-mail: protecciondedatos@sarenet.es. Para más información sobre como tratamos tus datos, visita nuestra Política de privacidad.

No hay comentarios